ALIMENTOS CON CARBOHIDRATOS

Los carbohidratos son conocidos por ser la principal fuente que necesita el cuerpo para su buen funcionamiento, en cantidades adecuadas y en una dieta normal y balanceada, representan más de la mitad de la ingesta de energía. Los carbohidratos son utilizados por el cuerpo para la función cerebral y para el metabolismo energético, particularmente en el músculo.
Los carbohidratos en los alimentos pueden ser clasificados como simples -monosacáridos y disacáridos- y como complejos -oligosacáridos y polisacáridos-. Los carbohidratos se encuentran en muchos y variados alimentos, principalmente en los alimentos de origen vegetal, como en los cereales, legumbres, frutas y patatas. Hay muy pocos carbohidratos de origen animal, salvo la leche y los productos lácteos. Se encuentran también en los jugos de fruta, y en los dulces y productos procesados como los caramelos, refrescos, dulces, azúcar blanca, mermeladas, etc.
Los carbohidratos simples, son también llamados azúcares simples, porque se digieren sin necesidad de una transformación, éstos actúan como un impulso para el cuerpo ya que proporcionan azúcares que son utilizados de manera inmediata. Cabe señalar que si se consumen en cantidades excesivas pueden llevar a la formación de trastornos metabólicos.
Los carbohidratos simples se localizan en las frutas, en el maíz o la miel, en lo que se conoce como fructosa. La lactosa es otro ejemplo de carbohidratos simples y se forma a partir de una molécula de glucosa y su unión con una molécula de galactosa, es la llamada “azúcar” de la leche y los productos lácteos. Por su parte la sacarosa, se encuentra presente en la remolacha o en la caña de azúcar, mientras que la maltosa se puede encontrar en la malta.
Por su parte, los carbohidratos complejos se digieren lentamente luego de que son procesados, éstos liberan su energía de manera gradual durante varias horas. A los carbohidratos complejos los encontramos en los almidones, que son los principales constituyentes de los tubérculos (patatas), cereales (arroz, maíz, trigo) y leguminosas (garbanzos, frijoles, lentejas). La celulosa también forma parte de los carbohidratos complejos y es posible encontrarla en las frutas y verduras, así como en las semillas oleaginosas como las nueces, almendras, avellanas, etc.
Cabe señalar que de los carbohidratos que se ingieren en los alimentos sólo algunos de ellos son utilizados para el combustible energético, como es el caso de muchos monosacáridos y algunos disacáridos. El exceso en la ingesta de carbohidratos puede generar serios problemas de salud, y debido a los efectos relacionados con el riesgo de padecer enfermedades del corazón y obesidad, se recomienda que la obtención de energía por parte de los carbohidratos sea entre un 55 y 75%, pero sólo el 10% ha de ser de manera directa a partir de los azúcares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>